10 “BST memories” tras las vacaciones - BST Events
Tras un verano viviendo experiencias por distintos lugares, aquí estamos de vuelta conviviendo con el despertador. Pero queremos compartir contigo los 10 recuerdos más auténticos que ha vivido el equipo de BST events estas vacaciones.
vacaciones, verano, destinos, bstevents, buildingstoriestogether
16685
post-template-default,single,single-post,postid-16685,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

10 “BST memories” tras las vacaciones

10 “BST memories” tras las vacaciones

Estamos de vuelta. Tras un verano en el que hemos vivido experiencias por distintos lugares del planeta, aquí estamos conviviendo, otra vez, con el despertador, el tráfico… Se acabaron las vacaciones y hay que retomar rutinas, pero antes, se nos ha ocurrido compartir contigo los 10 recuerdos más auténticos que ha vivido el equipo de BST events este veranito:

  • Malasia, la pericia del fuego

Viejo descubrimiento el del fuego,sí, pero ¿cómo se hace? Por suerte en la oficina, si se nos acaban las cerillas y no tenemos a mano un encendedor, tenemos a una compañera que ha tomado buena nota de cómo hacer fuego con bambú y hojas secas. Ocurrió cerca del Parque Nacional de Taman Negara, durante una visita a una aldea nómada, donde sus habitantes lo logran ¡en menos de un minuto!

  • Japón, un almuerzo budista

Dice un refrán “donde fueres, haz lo que vieres” y así lo hizo una de nuestras colegas. En un templo budista, decidió almorzar tal cual lo hacen los monjes: un menú puro, sin adaptación alguna al paladar occidental. Un descubrimiento de sabores y texturas aderezadas con hierbas frescas, en un ambiente zen, que resultó, cuanto menos, inolvidable.

  • Vietnam, campo a través en Vespa

A lomos de una auténtica Vespa (sí, sí, de aquellas de los años 70) una compañera recorrió la encantadora ciudad de Hoi An; y no solo la ciudad, también los alrededores, que son zonas de campo ¡la Vespa, un modelo clásico con mucho aguante!

  • Jordania, un regalo para los sentidos

Si de por sí ya es un placer y un lujo contemplar el Tesoro de Petra, una de las maravillas del mundo, imagina hacerlo a la luz de las velas y escuchando música beduina… así, rollo moradora del desierto disfruto de la velada una de nuestras compañeras.

  • Nueva Zelanda, experiencia animal

Para los amantes de los animales marinos, el destino brinda grandes experiencias, algunas resultan increíbles, como la que vivió nuestra compañera. Ver focas marinas en Nueva Zelanda no es extraño, lo increíble es que nada más bajar de un bus te topes con una. ¡Un recibimiento muy animal!

  • Tanzania, un safari pasado por agua

Tanzania es un destino de aventura, lo que no intuía nuestra colega de oficina es que la mayor aventura la viviría el último día del viaje. Se inundó uno de los ríos por donde el todoterreno que trasladaba al grupo al aeródromo debía pasar. Acabaron atravesando la sabana del Serengueti escoltados por la policía y rodeados de animales salvajes. Y para que la adrenalina no decayera, una vez que cogieron el vuelo de Serengueti al aeropuerto de Kilimanjaro, vivió la experiencia de viajar en avioneta en medio de una gran tormenta.

  • Tailandia, ¿la nueva ruta de la seda?

En Udon Thani, uno de nuestros compañeros aprendió a hacer hilos de seda extrayéndolos directamente del gusano. Después, los hilos se ponían en telares manuales para hacer las piezas de seda natural. Por cierto, una vez extraída la seda, era posible vivir otra experiencia (claro que no apta para todos los estómagos): comer el gusano.

  • Portugal, capricho veraniego

Acostumbrada a la oferta de mojitos y cerveza de nuestras playas, a nuestra colega la sorprendió, en el Algarve, el grito de un vendedor ambulante: “Olha bolinhas ”. ¿Y qué son las bolinhas? Pues una especie de berlinas rellenas de crema o chocolate, que están tan ricas que bien merece la pena olvidarse de lo que diga la báscula.

  • California salvaje

Pasear por Mammoth Lakes, al este de California, hacer un picnic en un entorno bucólico y de repente… que te aparezca entre los matorrales  un oso y sus crías. ¡Quién dijo miedo! Sin duda, una experiencia para el recuerdo.

  • Filipinas, experiencia erizada

Audrey Hepburn desayunaba con diamantes y una de nuestras compañeras ha probado a hacerlo con erizos. No como acompañantes, sino recién cogidos iban a la cazuela acompañados de arroz, ingrediente sagrado en la gastronomía filipina; un desayuno atípico para urbanitas.

¡Sí!, se acaban las vacaciones y se apagan los ventiladores y aires acondicionados, guardamos las chanclas… pero nos quedan los recuerdos, con los que cubrir las largas tertulias con  amigos. ¡Danos un poco de envidia y cuéntanos lo más inusual que te ha pasado este verano! ¿Te animas?

 

 

 

Sin comentarios

Deja un comentario

18 − 9 =