¿Puede el departamento de Compras "comprar" la creatividad? - BST Events
Mientras que hace 10 años la decisión para determinar cuándo, cómo, para quién y cuánto se iba a invertir en un evento recaía casi en exclusiva en el Dpto. de Marketing, en los últimos 5 años las decisiones han pasado a ser compartidas, interviniendo cada vez más el Dpto. de Compras.
creatividad, compras, marketing, eventos
16460
post-template-default,single,single-post,postid-16460,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

¿Puede el departamento de Compras “comprar” la creatividad?

¿Puede el departamento de Compras “comprar” la creatividad?

Hace unos días y de la mano de AERCE asistimos a un Taller de Compras de Marketing y Eventos en CosmoCaixa, Barcelona.

Uno de los temas más interesantes fue el análisis de la evolución del sector MICE en cuanto a la toma de decisiones.

Mientras que hace 10 años la decisión para determinar cuándo, cómo, para quién y cuánto se iba a invertir en un evento recaía casi en exclusiva en el Dpto. de Marketing, en los últimos 5 años las decisiones han pasado a ser compartidas, interviniendo cada vez más el Dpto. de Compras.

Esto hace que el Dpto. de Compras sea cada vez más conocedor de las actividades que se realizan en todos los departamentos de la empresa, pudiendo controlar no sólo la inversión en cada evento, sino también la periodicidad, el objetivo, el retorno de la inversión y el proveedor seleccionado. Todo este control permite un ahorro en costes directos y muchos indirectos pues es posible unificar necesidades entre departamentos con eventos comunes o interrelacionados, permite la aplicación de unas políticas de control sobre precios máximos en hoteles o selección de proveedores preferentes, y permite analizar la periodicidad evitando que eventos no necesarios se lleven a cabo simplemente por inercia.

Compras tiene, además, unos objetivos más ambiciosos pues necesita valorar otras cuestiones antes no tan relevantes, pero ahora muy necesarias como son la seguridad de los viajeros, el cumplimiento de políticas, las formas de pago, el reporting o datos consolidados, incluso temas relacionados con la privacidad de las personas.

Hace unas semanas leímos un artículo muy interesante publicado por Aegve en el que se cuestionaba si ¿Es cometido de un Travel Manager la Gestión de los eventos? Es decir, si el Travel Manager debería gestionar no solo el Business Travel, sino también la partida de Eventos y MICE en una empresa. En este artículo, y tras ver pros y contras, la conclusión era que SI, la partida de gasto de eventos debe estar sino bajo la responsabilidad del Travel Manager, por lo menos bajo su área de influencia.

El mercado así lo está indicando, prueba de ello es que en cuentas globalizadas cada vez más nos encontramos con interlocutores únicos que gestionan ambas áreas en una misma empresa y evidentemente esta tendencia acabará influenciando a todo el mercado.

Por lo tanto, los tiempos están cambiando y ahora el entendimiento entre las áreas de Marketing y Compras es parte de la estrategia de las empresas que buscan el ahorro a través de sinergias conjuntas, optimización de recursos y control sobre presupuesto total de la cuenta de viajes al completo.

¿Cuál es vuestra experiencia?

2 Comentarios

Deja un comentario

3 × 2 =