Nuestro deseo para el próximo año es que todos hagamos un pequeño gesto por nuestro planeta. - BST Events
Nuestro deseo para el próximo año es que todos hagamos un pequeño gesto por nuestro planeta.
Planeta, gesto, deseo, cambioclimático, ártico
15985
post-template-default,single,single-post,postid-15985,single-format-video,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive

Nuestro deseo para el próximo año es que todos hagamos un pequeño gesto por nuestro planeta.

Nuestro deseo para el próximo año es que todos hagamos un pequeño gesto por nuestro planeta.

Las fiestas Navideñas, se caracterizan no solo por momentos de alegría como la celebración de Papá Noel o los Reyes Magos, sino que también se reconocen como una época de felicidad e ilusión, llena sobre todo de deseos y propósitos para el año próximo.


Desde BST Events, hemos querido proponer un deseo común para todos, un deseo que nos importa y que creemos que poco a poco se debe ir mejorando, del cual vosotros también podéis ser partícipes.

El calentamiento global, el progresivo deterioro de la capa de ozono, la modificación de los ecosistemas son sólo algunos de los gritos sordos que nos lanza nuestro planeta pero por contra existen pequeños hábitos cotidianos que, repetidos a gran escala, pueden convertirse en un balón de oxígeno al medio ambiente. Aquí os proponemos solo alguno de ellos.

El plástico: sólo si es indispensable, ya que los productos fabricados con este material necesitan unos 450 años para empezar a descomponerse y entre 50 y 80 más para desaparecer por completo. De ahí la necesidad de limitar su uso lo estrictamente necesario. Afortunadamente, las alternativas producidas en materiales biodegradables son cada vez mayores: desde las bolsas de la compra de algodón (o incluso, las que se elaboran con almidón de patata) hasta los vasos hechos con bambú o fibra de arroz.

La climatización, a la temperatura exacta. Poner el aire acondicionado a un máximo de 24oC en verano y la calefacción a 20oC en invierno evitará que malgastes energía y controles el gasto.

Prescinde del coche en ciudad. Siempre que puedas, decántate por el transporte público (el medio ambiente, además de tu bolsillo, lo agradecerá). No obstante, si necesitas desplazarte en automóvil sí o sí, elige modelos eléctricos o poco contaminantes, o plantéate la posibilidad de compartir coche con alguien que haga el mismo recorrido que tú.

Intenta por tomar más frutas y verduras (y si son de producción biológica, mejor que mejor). Piensa que el ciclo de la producción de carne origina el 18% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, al tiempo que contribuye a la deforestación.

Opta por los envases de vidrio para conservar los alimentos. El aluminio no sólo es altamente contaminante, sino que su producción exige un gran derroche de energía.

Limita el uso del papel. Utiliza las TIC para enviar y recibir documentos e informar, y deja la impresión sólo para cuando no tengas otra alternativa. De este modo, contribuirás a poner freno a la deforestación del planeta.

Reduce el tiempo que pasas bajo la ducha. Esta forma de asearte es sostenible y respetuosa con el medio ambiente si no durará mucho tiempo: en 3 minutos, se consumen 40 litros de agua. En cambio, la cifra se dispara hasta los 130 litros si permaneces 10 minutos en el cuarto de baño.


Así es que nuestro propósito para el próximo año es que todos hagamos un pequeño gesto cotidiano por nuestro planeta… ¡Y nuestro deseo, que estos gestos cobren vida!

2 Comentarios
  • Maria angeles Ferreiros
    Subido 15:16h, 19 diciembre Responder

    Si ponemos de nuestra parte todo mejorara, observemos la naturaleza,todo sigue su ciclo no ayudemos
    a
    destruirlo y no lo rompamos, seamos respetuosos

    • bst.es
      Subido 09:48h, 23 diciembre Responder

      Eso es Maria, solo con que cada uno ponga su granito de arena lograremos vivir felizmente sin dañar tanto a la naturaleza. ¡Que tengas unas felices fiestas!

Deja un comentario

19 − doce =